La carrera en el atletismo

La carrera a pie es una de las disciplinas más características de los Juegos Olímpicos, y se basa en un grupo de atletas que corren por un circuito para ver quién cubre una distancia determinada en el menor tiempo posible.

La carrera se divide en varios tipos de acuerdo con la longitud del trayecto a recorrer.

  • Sprint o Carrera de velocidad: cubre una distancia predeterminada de 60, 100, 200 o 400 metros, y se lleva a cabo en pistas. En estas carreras cortas, los velocistas parten desde los tacos, soportes diseñados especialmente para que el atleta pueda tomar impulso con los pies.
  • Carreras de media distancia: también conocidas como carreras de medio fondo, consisten en correr distancias entre los 800 a los 3000 metros. En los Juegos Olímpicos solo son oficiales las carreras de 800 y 1500 metros.
  • Carreras de larga distancia: también conocidas como carreras de fondo, pueden ir desde los 5000 metros a los 42 kilómetros de extensión. Debido al dilatado trayecto, se evalúa sobre todo la resistencia del atleta, y no tanto su velocidad. En los Juegos Olímpicos se celebran pruebas de 5000 y 10000 metros, además de la maratón, que es de 42,195 kilómetros de trayecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente artículo

La carreras automovilísticas