Equitación y carreras de caballos

La equitación es un deporte ecuestre en el que se evalúa tanto al caballo como al jinete. Consta de tres disciplinas:

  • Doma clásica
  • Concurso completo de equitación
  • Saltos de obstáculo

Aunque el nombre “equitación” tiende a confundirse con el de “carreras de caballos”, lo cierto es que, propiamente, las carreras de caballos son una disciplina hípica distinta a la equitación como tal.

Las carreras ecuestres hunden sus raíces en la más remota antigüedad, pero la disciplina moderna surgió en Inglaterra. Antiguamente, las carreras de caballos se veían como un medio para desarrollar y perfeccionar la habilidad, fuerza y destreza de los guerreros, pero actualmente lo que se busca es mejorar las especies equinas, ofrecer un espectáculo entretenido y recaudar dinero a través de las apuestas.

También conocida como Turf, las carreras de caballos están fuertemente vinculadas con las apuestas deportivas, ya que es su principal modo de sustento. La cría y entrenamiento de caballos y jinetes es una actividad costosa, y por lo tanto requiere la generación de ingresos económicos para su supervivencia.

Mientras en el Turf se busca básicamente la velocidad y equilibrio de los caballos, en la equitación se presta más atención a su porte y temperamento. Generalmente, las carreras de caballos se llevan a cabo en hipódromos, los cuales cuentan con una pista que suele ser ovalada, además de gradas para los aficionados, caballerizas, taquillas para la venta de billetes, etc.

Además de la carrera plana típica, hay otros tipos de carreras de caballos, incluyendo las carreras con obstáculos, las carreras con trotones y el enduro ecuestre. Todas estas modalidades cuentan con una importante fanaticada en diversos países, reglamentos, pistas e instituciones organizadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguiente artículo

¿Qué son los deportes de carrera?